Información al paciente

Nuestro desempeño profesional está basado en valores de honestidad, del código deontológico, experiencia y formación.

  • Clínica propia: el dentista es el único propietario de la clínica, y es quien le hará las revisiones periódicas responsabilizándose de su tratamiento.
  • Presupuesto claro y sin compromiso: presupuestos explicados por el propio dentista. El tratamiento no será vendido por un comercial a comisión. Le indicaremos el precio final, sin publicidad engañosa para llamar su atención con un “chollo” de precio.
  • Le aconsejaremos el mejor plan de tratamiento sin compromisos. No le forzaremos a que tome la decisión en el momento y de forma precipitada, ni a que firme una financiación sin pensarlo . No le agobiaremos llamando repetidamente a casa para preguntarle qué ha decidido finalmente.
  • No pertenecemos ni a franquicias ni a cadenas propiedad de empresarios no dentistas.
  • No pertenecemos a ningún banco ni a multinacionales aseguradoras, ni mucho menos a compañías de Inversión de Capital-Riesgo.
  • Soy un odontólogo autónomo que estudió la carrera por vocación.
  • Paciente, no cliente: usted para nosotros será un paciente y no un cliente. Usted no será un número más.
  • Materiales certificados: los materiales e instrumental de uso en nuestra clínica son certificados de primeras marcas. No le diremos que son de “marca blanca” o que “los compramos en grandes cantidades” para enmascarar que son los más baratos del mercado. La calidad es uno de nuestros principios. Puede pedirnos en cualquier momento información sobre los materiales empleados en su tratamiento.
  • Los mejores laboratorios: disponemos de laboratorios de prótesis con personal altamente cualificado para que usted no tenga problemas constantes con su prótesis. Nuestro objetivo no es tener laboratorio de prótesis propio con el único fin de abaratar costes, lo que reduce considerablemente la calidad.
  • Segunda opinión: servicio sin cargos de segunda opinión para presupuestos hechos en franquicias y cadenas de clínicas dentales. Salga de dudas si piensa que el tratamiento no es el adecuado o le han dicho que tiene más problemas en su boca de lo que usted piensa, lo que es conocido como sobretratamiento.

No hay odontología de bajo coste o “low cost”, sino sólo tratamientos de buena y mala calidad. Desconfíe de tratamientos gratuitos, ofertas de 2×1, garantías de por vida, y demás ofertas engañosas.

Eugenio García González

Odontólogo colegiado 36000593

Anuncios